¿Qué comen las polillas?

De las más de 100.000 especies de mariposas que existen en el mundo, las polillas forman parte de esta amplia familia animal. Estos insectos de hábitos principalmente nocturnos, se caracterizan por una dieta muy variada, aunque esto no quiere decir que durante el día permanezcan inactivas. Pero, además, la dieta de estos resulta muy variada, conoce un poco sobre lo que forma parte de su rutina.

La dieta de este tipo de insectos es muy amplia, abarca desde fuentes naturales como artificiales.

Las pollillas son animales muy difíciles de encontrar

Las polillas pueden incluir en sus hábitos alimenticios los cereales, las almendras, granos y forrajes (Ephestia Kuehniella) pero sus fuentes principales son:

  • Plantas y hojas, principalmente de algodón
  • Ropa de cuero, seda, piel o lana
  • Papel
  • Material de alfombras -específicamente microorganismos, la queratina de los cabellos allí caídos, piel muerta, partes de cuerpos de insectos y microorganismos)
  • Plumas
  • Madera de los árboles y muebles de hogar
  • Miel (Gallleria Mellonella y Achroia Grisella)
  • Papas
  • Uvas -racimo y semillas- (Polilla de la Uva)
  • Frutas cítricas (Prays citri o Polilla del Limonero)
  • Hortalizas -Coles de Bruselas, Coliflor, Col y Brócoli-
  • Néctar de flores
  • Pegamento de revistas y libros
  • Materia orgánica muerta (Polillas Detritus)

Algo curioso de las polillas, es que algunas no consumen ningún tipo de alimento, pues cuando se encuentran en etapa de oruga, han consumido grandes cantidades de néctar obtenido de flores, que les alcanza hasta su etapa de adultez.

La diversidad de estos insectos

Existen diversidad de polillas en el mundo, tanto por sus costumbres como por sus colores. Una de las más comunes es la especie que llega a la madera de muebles y árboles, creando grandes hendiduras en sus superficies. Estas suelen ser pequeñas o medianas y con alas comúnmente moteadas -entre beige y blanco sin son hembras, y entre marrones y amarillas si son machos- a estas se les llama “Gitanas”.

Aquellas polillas que por lo general basan su dieta en el néctar de las flores desde que son larvas hasta su adultez, tienen un papel muy importante en la reproducción de las plantas, pues transportan semillas y polen. A esta especie pertenecen las polillas Puesta de Sol, estas se caracterizan por ser de colores brillantes -rojo, verde, naranja y negro- así que es usual que se confundan con algunas especies de mariposas.

La vida de las polillas

A pesar de compartir similitudes con las mariposas, es su color opaco lo que las distingue, ya que sus alas suelen ser de colores opacos como blanco, gris, beige, marrón e incluso negro. Además, que la forma de su cabeza a modo de penacho y sus antenas tienen forma de peine.

Por otra parte, este tipo de insectos es capaz de permanecer en lugares oscuros y cerrados como armarios y alacenas, de allí que sea usual encontrarlas en las casas, ya que donde la hembra encuentra un tejido en el cual puedan obtener alimento, allí dejará sus huevos (entre 50 y 100) para que una vez nazcan, garantizar que sus larvas tendrán el sustento necesario.

Otras curiosidades

  • Los cuerpos de este tipo de insectos resultan menos atractivos en comparación a las mariposas, ya que su anatomía se divide en tres segmentos, tres pares de patas y alas recubiertas de escamas diminutas.
  • La polilla de ropa como ya es conocido, puede crear grandes agujeros en la ropa al masticar, aunque en realidad, esto lo hacen las larvas, ya que las polillas adultas dejan sus huevos en las fibras y una vez que nacen, estas orugas pueden alimentarse dialmente y en varias ocasiones de cueros, pieles o textiles, incluso hasta el doble de su peso.
  • Se dice que las polillas Detritus son importantes para el equilibrio ecológico, debido a que ayudan a minimizar los residuos en el ambiente y la rápida descomposición de animales muertos.
  • Las polillas en edad adulta tienen un corto periodo de vida, pues una vez alcanzada esta etapa solo viven un par de semanas.

No importa cuál sea el alimento que consuman, las polillas siempre buscarán aquellos agentes de los cuales puedan absorber queratina, que es la fuente principal que les aporta energía para volar, reproducirse y sobrevivir. De allí, que incluso elementos sintéticos formen parte de su dieta, pues buscarán aquellas manchas, sucios o residuos de origen animal que les aporte la proteína que necesitan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *