¿Qué comen las lechuzas?

Las lechuzas son aves rapaces nocturnas muy similares a los búhos, de alrededor de 35 centímetros de altura, con la cara en forma de corazón, con un plumaje generalmente blanco y suelen alimentarse de pequeños roedores, aves y anfibios, por ende su dieta se basa principalmente en carnes.

Pocas veces se les pueden observar sobrevolando los aires de día. Particularmente cuando lo hacen, es mediante una manera silenciosa por el diseño de sus alas, cosa que le beneficia porque pueden atrapar su presa sin que esta pueda escapar.

Alimentos principales de las lechuzas

Tomando en cuenta que las lechuzas son aves completamente carnívoras, suelen alimentarse de pequeños animales como ratones y musarañas. Además tienden a consumir pequeños insectos, arañas, gusanos, caracoles, murciélagos, ranas, lagartijas y hasta peces.

Lechuzas

Como se puede observar, son aves cazadoras por excelencia y tienen una amplia gama de preferencias alimenticias, que tienden a capturar con mucha agilidad sobre todo al caer la noche, siendo una amenaza para cualquier criatura que se desplace por su territorio.

¿Cómo cazan las lechuzas?

Por el simple hecho de ser aves rapaces, cuentan con un vuelo corto y preciso gracias a sus alas cortas con forma redonda que le permiten recorrer grandes distancias en busca de sus presas perfectas pasando por desapercibidas.

Además, las lechuzas cuentan con un punto extra que no poseen las demás aves, su capacidad girar su cabeza en una circunferencia de 360 grados, lo cual le permite observar detalladamente todo el panorama a su alrededor para vigilar su siguiente comida.

De este modo, su método de caza se basa en permanecer muy tranquilas y en completo silencio, utilizando los movimientos de su cabeza en forma de radar, para escuchar los sonidos que emiten sus presas. Una vez que el ave caza su alimento, lo traga entero, con plumas, pelos y huesos, aunque solamente pueden digerir los tejidos blandos.

Una vez que la lechuza detecta a su presa, lanza un vuelo rápido y silencioso similar a la técnica utilizada por las águilas, atrapando a la víctima con sus poderosas garras y luego las traga vivas y enteras.

Dieta abundante

Las lechuzas suelen pasar gran parte de la noche buscando que comer, ya que éstas deben alimentarse en relación a su peso corporal, y como se mencionó anteriormente, no pueden digerir huesos y pelos, por lo que tienden a realizar un proceso de regurgitación para eliminar el resto del cuerpo de la presa el cual guardan en sus nidos mediante pequeñas bolas.

Estas aves son muy sobreprotectoras y suelen alimentar a sus crías con comida regurgitada, ya que por su temprano edad y tamaño, no pueden tragar al animal entero. Otro método que aplica la madre para dar de comer a sus pichones, es despedazar la carne y dársela en pequeños trozos.

Alimentación de las lechuzas según su especie

Existe una gran diversidad de especies de estas aves nocturnas las cuales según su hábitat y costumbres, suelen tener preferencias alimenticias que pueden encontrar en el entorno donde se desarrollan, estas son:

Lechuza campestre

A pesar de que las lechuzas son aves nocturnas, esta especie tiene una gran actividad diurna y habita en zonas donde puede conseguir con facilidad su alimentación como en campos, cultivos y marjales costeros.

Lechuza bataraz chaqueña

Son muy comunes en la zona norte de Argentina, donde son mejor conocidas como coco, debido a su estruendoso cantar. Durante la noche sale a buscar sus presas para poder alimentarse, camuflándose entre la corteza de los árboles gracias a su bello plumaje. Acostumbra a consumir arañas, pollos, mamíferos pequeños y lo que no digiere como pelos y huesos los regurgita en forma de bolas para alimentar a sus crías.

Lechuza negra

Esta extraña especie también conocida como cárabo negro, suele habitar al sur de América en países como Colombia, Brasil, Paraguay y Argentina. Tiende a alimentarse de pequeños roedores, aves e insectos que se desplazan por las selvas.

Lechuzas gavilanas

De los tipos de lechuzas, está es una de las más feroces y sumamente hábiles en el vuelo, por lo que suelen alimentarse constantemente de mamíferos pequeños que habitan en los bosques y praderas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *