¿Qué comen los insectos?

Los insectos son pequeños animales que habitan alrededor del planeta y hay tanta cantidad que pueden igualar el peso de los humanos, siendo una parte importante dentro de los ecosistemas de la Tierra. Por lo tanto, su alimentación es un aspecto muy importante para la vida.

Si hablamos en un ámbito general podemos decir que los insectos comen cualquier cosa alimenticia en el planeta, sin embargo, se destaca que cada especie de insectos tiene su propia dieta, la cual varía según el hábitat, la especie y hasta la época del año en la que nos encontremos.

Los insectos tienen diferentes piezas bucales

Uno de los aspectos por los que los bichos tienen tan distintos hábitos alimenticios, es porque sus órganos bucales trabajan de maneras distintas, unos mastican, otros pican, y otros chupan. Por esto se considera que los insectos pueden comer desde hojas de árbol, hasta sangre animal, pasando incluso por cuerpos en descomposición.

Los insectos cuentan con diversas categoría y su alimentación varia

Principalmente, los insectos que encontramos en áreas verdes, se alimentan de hojas de árbol, madera podrida o los restos de algún otro animal, a pesar de eso, hay que considerar que los bichos son una parte importante dentro de la cadena alimenticia de los animales salvajes.

Pueden comer otros insectos

Aunque esto no lo hacen todas las especies, hay unas en especial que dentro de sus hábitos alimenticios tienen a otros insectos para ingerirlos, un ejemplo de esto son las arañas, que tejen sus nidos entre dos o más ramas para atrapar a algún bicho furtivo y luego poder comerlo.

De igual manera, las hormigas, que son de las que más variedad de platillos tienen dentro de su alimentación, pueden comerse a otros insectos una vez que estén muertos. Aunque a diferencia de las arañas, las hormigas no cazan a sus presas, sólo la huelen y en manada se llevan su cuerpo pieza por pieza hasta su hormiguero.

Hay bichos con alimentación especial

Gracias a su fisionomía, hay bichos que tienen una alimentación especial así como las arañas o las mantis, las cuales poseen patas anteriores que son largas y fuertes que utilizan para cazar a otros insectos y poder comerlos.

Por su parte, la carcoma es un animal que su principal fuente de nutrientes es la madera muerta, por ello, es usual conseguir este insecto en bosques o lugares llenos de madera como bibliotecas u oficinas.

Bichos herbívoros

Dentro del rango de insectos herbívoros, entran todos aquellos que tienen dentro de su alimentación las distintas partes de las plantas y árboles como las hojas, los tallos, sus flores, los frutos, granos, raíces y/o hasta su savia. Este tipo de bichos son los que tienen mayor número de especies, ya que casi todos estos animales se alimentan de plantas o alguna de sus partes.

Es muy común ver hojas con huecos de gran tamaño en su interior, estos son hechos generalmente por grillos, orugas, hormigas u otro animal de tipo masticador, que devoran la hoja e incluso algunos se comen sus partes vegetales como el tallo.

Herbívoros chupadores

Estas son las especies con menor cantidad de insectos que hay, entre las que destacan los pulgones y las cochinillas, las cuales succionan la savia de los árboles y aunque su daño no es visible con facilidad, estos bichos pueden causar deformaciones en las hojas, flores y frutos.

Añadiendo a eso, han existido casos en los que absorben tanta savia que la planta se ve afectada en su pigmentación marrón y en los casos más fuertes, han logrado matar el árbol entero. Además estos insectos son peligros al ser transmisores de muchas enfermedades.

Insectos basureros

Aquí entran todos los bichos que se alimentan de vegetales o animales en descomposición como hojas secas, raíces muertas, frutos o troncos caídos. Estas especies son muy importantes para la limpieza natural de jardines y áreas verdes, ya que aceleran el proceso de descomposición de la materia orgánica.

En este rango hay varios tipos de insectos que se dividen según lo que comen, por lo que nos encontramos con los:

  • Necrófagos o carroñeros: Son los que se nutren de cadáveres como los gusanos.
  • Coprófagos: Son los que se alimentan de excremento, como las moscas.
  • Saprógagos: Se alimentan de raíces en descomposición, como las termitas o el escarabajo rinoceronte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *